Banner

Google fulminará a las webs de descargas de los resultados de búsqueda

Google y Microsoft penalizarán cualquier página de descargas o con contenidos piratas de sus buscadores web.


La eterna lucha contra la piratería da un nuevo paso y tiene como protagonistas a dos gigantes tecnológicos como Google y Microsoft, que voluntariamente se encargarán de hundir en sus buscadores a las páginas web que incluyan contenidos con derechos de autor, ya sean webs de descarga o de streaming online.


Durante años muchas asociaciones de artistas y de protección de los derechos de autor han acusado a los grandes buscadores de Internet, principalmente Google, de no tener una actitud más activa para tratar de bloquear la piratería. Al fin y al cabo, Google es el buscador más usado del planeta y a través de él se realizan millones de búsquedas relacionadas con descargas y piratería.



Microsoft y Google contra la piratería en sus buscadores


Ahora, tanto Google como Microsoft con su buscador Bing, colaborarán voluntariamente contra la piratería penalizando a todas aquellas webs relacionadas en sus búsquedas. El acuerdo se llevará a cabo en Reino Unido, de momento, y las compañías eliminarán de las primeras páginas de los resultados a las webs de descargas y con contenidos que dispongan de derechos de autor.


El cumplimiento de esta decisión lo supervisará la Oficina de Propiedad Intelectual del país (IPO, Intellectual Property Office) y, pese a que Google actúa cuando recibe reclamaciones de derechos de distintas webs eliminando el contenido del buscador, ahora serán las propias webs con reclamaciones las que se degradarán más allá de la primera página de resultados y, por tanto, evitará que los usuarios lleguen a ellas a través del buscador.



Elimina de primera página las webs que vulneren los derechos de autor


Del mismo modo, esto permitiría que las plataformas y servicios de contenidos legales, como Netflix en el caso de películas y series, o Spotify si hablamos de música, sean más accesibles por los internautas al aparecer por encima de los resultados piratas.


En cualquier caso, las asociaciones de artistas de Reino Unido saben que esto no será el fin total de la piratería, es obvio, pero al menos se dificultará el acceso y el descubrimiento de páginas de descargas. Por su parte, desde Google siguen afirmando que los motores de búsqueda no son una fuente importante de tráfico para las páginas ilegales, pero seguirán manteniendo su compromiso en la lucha de la piratería.


Este acuerdo voluntario de Google y Microsoft es ya una realidad en Reino Unido, aunque puede sentar precedente y que pronto se extienda a más países del mundo.




Fuente: omicrono.elespanol.com